sábado, 10 de octubre de 2009

POEMAS DE VEDAYANA

TRIZADURA
a
Cuántas veces el alma
se triza como un vidrio,
cuántas veces el llanto
cae hacia el interior
como una lenta lluvia
de granizos azules
como un triste sonido
parecido a la muerte.
a
LINEA DE FUEGO
a
¿Dónde se va la luz cuando es tan necesaria
para las otoñadas, para los arreboles,
o los amaneceres cuando la aurora estalla?
a
Alguien se está burlando del desmoronamiento
de la luz, del estruendo que producen las aguas
cuando salta el dolor desde el fondo del pozo.
a
¿Quién inventó la forma del amor triangulado,
quién sabe del horror verticalmente asido,
quién palpó las heridas en la cruz del calvario?
a
¿Quién conoce la vida del revés del comienzo,
quién sabe que se oculta tras el ojo cegado,
sin un poco de azul, sin un pétalo blanco.
a
Estoy en el inicio de esta penuria sorda,
de esta triste partida al sur de las tinieblas,
en donde los copihues, dejarán de ser rojos.
a
Con la razón perdida entraré en este sueño
donde pierden las formas, los rostros y las rosas.
Mínima luz presente cuando todo oscurece.
a
Se borrarán los Andes, donde estaban los ojos
como dos centinelas parados en la frente,
del comienzo del alba hasta la inmensa noche.
a
¿Quién guiará mis pasos cuando pierda el camino?
¿Cómo observar la puesta de sol desde los puentes?
¿Cómo veré si crecen las piedras en los ríos?
a
¿Cómo sabré si vuelve mi amada golondrinaa
buscar el aroma a madre selva en mi patio?
¿Dónde los azahares cuando haya oscurecido?
a
En ocasiones siento el horror de estar viva
dentro de la negrura, como si hubiera muerto.
a
Con el último atisbo de luz en mis pupilas
se habrá desdibujado el rostro de mi madre,
al perder su sonrisa… todo se habrá apagado.
a
¿Quién moverá los hilos de los ciegos del mundo?
¡Permitidme un espejo para atrapar el aire!

No hay comentarios: