miércoles, 10 de junio de 2009

ENTREVISTA A HUGO MUJICA: "Crear es, también, dejarse crear"


Por Julián Gutiérrez

Hugo Mujica (Buenos Aires, 1942), es uno de los más importantes escritores argentinos del presente. En su extensa y variada obra convergen tanto la filosofía, como la antropología; la mística, como la estética; el ensayo, la narrativa y, fundamentalmente, la poesía. Ha publicado, entre muchos otros títulos, La palabra inicial (1995), Flecha en la niebla (1997), Poéticas del vacío (2002), Poesía completa (2005), Lo naciente (2007) y Bajo toda la lluvia del mundo (2008). En la contratapa de su Poesía completa, libro que reúne toda su obra poética publicada entre los años 1983 y 2004, se nos dice: “Mujica desnuda la existencia desnudando la poesía misma, despojándola de todo ornamento, toda distracción”. Y claro, su poesía es poesía esencial: nace de la escucha del silencio, nombra y revela el acontecer de una claridad, siempre capaz de transparentar el mundo y nuestros sentidos.

He aquí, entonces, algo de su palabra como llamado, de su pensar poético, de su habitar como celebración de un encuentro, y de su compartir generoso.

¿Cómo ocurrieron sus inicios literarios, en términos de ambiente, amistades e inquietudes?
-“Ocurrieron” es una buena palabra, ya que ni lo busqué ni lo decidí. Yo venía de la plástica, había estudiado Bellas Artes y me dedicaba a pintar. Dejé, o me dejó. Y después de un par de años entré a un monasterio trapense, cuya característica es la custodia del silencio. Allí, después de estar algunos años, un día miré a través de la ventana de la cocina y, sin pensarlo, hecho por el cuerpo, tomé nota: inicie esa narración poética que sigo hoy. Esa escucha del silencio que me sigue hablando hasta hoy. Así, desde entonces, me encontré adentro de la poesía, así, desde que paradójicamente el silencio se tornó escucha.

¿Cómo definiría su intención poética o propuesta escritural?
-Busco no tener ni intenciones ni propuestas creativas. Creo que un poema, de verdad, nace antes que esa voluntad que identificamos con nuestro ser y nuestro hacer. Si tuviese que pensar en un proyecto sería precisamente ese: no tenerlo, despojarme. Todo proyecto es desde lo que uno ya es, es prolongar o como mucho variar, y crear es, también, dejarse crear. Un saber siempre posterior. Inaugurar.

¿Qué factores considera determinantes en el proceso creativo?
-Dejar la voluntad de lado: vaciarse. Sostener ese vacío –soledad y silencio- y escuchar como el viento resuena allí. Dejar decir, que es saber callar.

¿Qué criterios usa para identificar un buen poema?
-Te contesto con el poema con que inicio mi próximo libro de poemas que publicaré: “El poema, el pleno, / el que busco, / debe poder leerse en voz alta sin que nada se escuche. / Ese es mi imposible, / esa imposibilidad es la que escribo.” Y, ese mismo, es mi criterio para identificar un buen poema: que no diga, que deje escuchar.
a
Obviamente hablo desde una estética determinada, la que yo mismo sigo, cuando leo algo que no es mi línea intento captar su propia ley y considerar su logro desde esas mismas coordenadas.

¿Qué trabajo literario está desarrollando actualmente?
-Actualmente estoy trabajando, terminando, un libro sobre Georg Trakl, en realidad más que “sobre”, espero que sea “desde”, no busco hacer un estudio sobre él y su poesía, sino crear lo que leyéndolo, ya por décadas, se fue diciendo en mí como diálogo con él.

1 comentario:

Leo Lobos dijo...

El poeta Hugo Mujica es un grande de la literatura de nuestros días, gracias JULIAN por compartir un poco más a su visión, experiencia creativa, sensibilidad e inteligencia

saludos

Leo Lobos